Implementación de la ley de Responsabilidad Extendida al Productor REP

No sé qué tan grande sea, pero esos elefantes blancos existen y crecen. Me refiero con esta imagen a cualquier problema permanente, que a pesar de su importancia se nos hace común y hasta invisibles en la vida diaria.

Generalmente, para esos problemas se tiene la esperanza de que los resuelva otro o que se solucionen solos y así nos desligamos de cualquier responsabilidad propia o de algún sector de la sociedad en específico.

En el tema ambiental, el elefante blanco son los desperdicios. Cada uno de nosotros genera basura diariamente, todo lo que compramos, todos los envoltorios, empaques, productos desechables que acumulamos y metemos en bolsas negras para que un camión mágico se las lleve al país de nunca jamás. Lugar ancho y profundo donde nuestra basura se tapará con tierra, todo eso finalmente no soluciona el problema y el elefante blanco sigue ahí y crece.

Pero hoy en día, la idea de que exista un elefante blanco sin dueño viviendo alrededor nuestro será parte del pasado. En el mundo se está generando una concepción distinta, se le denomina Responsabilidad Extendida al Productor (REP).

Según Lindhqvist (2000. Extended producer responsibility in cleaner production: Policy principle to promote environmental improvements of product systems. Switzerland.) la REP se define como “un principio político para promover mejoras ambientales para ciclos de vida completos de los productos al extender las responsabilidades de los fabricantes del producto a varias fases del ciclo total de su vida útil y especialmente a su recuperación, reciclaje y disposición final. […] La responsabilidad extendida del productor (REP) es implementada a través de instrumentos políticos, administrativos, económicos e informativos”.

Dentro del contexto internacional, desde 2010, Chile debe cumplir varios compromisos obligatorios en materia medioambiental por su ingreso a la OCDE, entre los cuales se incluye el manejo de residuos.

Y el año 2016, se promulgó la Ley de Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor, cuyo objetivo es disminuir la generación de residuos en Chile e incrementar las tasas de valorización de estos incorporando nuevos instrumentos de gestión ambiental.

Esta Ley impone a las empresas el financiamiento y metas de recolección y valorización de los residuos que generan sus productos, donde el Ministerio del Medio Ambiente fijará metas anuales de recuperación de aceites lubricantes, artículos eléctricos y electrónicos, envases y embalajes, pilas, baterías y neumáticos una vez que terminan su vida útil. El objetivo es incrementar de un 10% a más de un 30% las tasas de reciclaje del país. Con esta ley Chile se convierte en pionero en Latinoamérica en establecer una política pública eficiente en esta materia.

Y si alguien se pregunta cuáles serán los beneficios para nuestra sociedad, en cuanto a beneficios sociales y ambientales se pueden enumerar los siguientes:

  • Ahorro energético durante el procesamiento de materiales por ser estos de origen reciclado.
  • Recirculación de materiales en el mercado productivo.
  • Preservación de los recursos.
  • Incremento de la vida útil de los rellenos sanitarios.
  • Mayor control de la gestión y, por lo tanto, de la contaminación del agua, aire y el suelo.
  • Reducción de los efectos adversos sobre la salud humana.
  • Reducción del impacto sobre fauna y flora.
  • Creación de nuevos empleos y
  • Concienciación social

Estos pasos dados harán visible a ese elefante blanco que nos ronda, primeros pasos para que nos responsabilicemos de lo que producimos, como lo producimos y como lo eliminamos.

Figura: Criterios Para la Selección de los Productos Prioritarios.

Fuente: Ministerio de Medio ambiente de Chile, Ley de Reciclaje.

 


  • Lindhqvist, T., 2000. Extended producer responsibility in cleaner production: Policy principle to promote environmental improvements of product systems. Switzerland: International Institute for Industrial Environmental Economics
Share This