En 47 años más, con 24, te parecerá un drama y, sin lugar a dudas, en 82 años más, con 63, será muy tarde y no habrá nada que hacer.

Si no te cuadran las cifras, es porque son realmente difíciles de asimilar. Estas cifras se refieren al aumento de la elevación media del nivel del mar. Y si aún no las asimilas y no las entiendes, precisamente esa es la razón de por qué estamos donde estamos y tenemos las cifras que tenemos. Representa la realidad del cambio climático con nuestra nula conciencia de ello y nuestro futuro. Por eso, entremos en materia.

Según cifras del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, desde 1901 hasta 2010 el nivel medio del mar aumentó 19 cm. Se proyecta que en 47 años más para 2065, nuestros hijos vivirán un aumento entre 24 y 30 cm y que para dentro de 82 años -el año 2100- nuestros nietos verán subir una media entre 40 y 63 cm.

La explicación de esto es que los océanos se expandirán debido al calentamiento y al deshielo.

Solo para ejemplificar y entenderlo, en el área norte de nuestro planeta, la extensión del hielo marino del Ártico se ha reducido desde 1979 con una pérdida de hielo de 1,07 millones de km2 cada decenio. Si no lo puedes cuantificar, te diré que es una superficie similar a todo el territorio de Bolivia.

Por esto, cambiemos de actitud, conozcamos nuestra realidad e interesémonos por esta temática, porque, aunque los gobiernos tomen medidas y se frenen las emisiones, las consecuencias en el planeta persistirán durante siglos.

Para terminar, seamos positivos. Si se adopta una amplia gama de medidas tecnológicas y cambios en el comportamiento, aún es posible limitar el aumento de la temperatura media mundial a 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Gracias a los grandes cambios institucionales y tecnológicos que se proponen, tendríamos una oportunidad mayor para que el calentamiento del planeta no supere este umbral, y así nuestros nietos no envidien con nostalgia nuestros benditos 19 que parecían tan terribles.

Share This